¿Cómo limpiar y cargar las piedras para la suerte?

limpiar piedras

Antes de nada, y si no lo has visitado anteriormente, es bueno que conozcas las diferentes piedras para atraer buena suerte y su significado que existen. Cuando eliges una piedra, se lleva a casa y se pone en contacto con tu cuerpo o se van a hacer rituales con ella, es muy importante la limpieza de la piedra.

limpiar piedras

Las piedras protectoras funcionan como imanes de las energías que circulan a su alrededor, tienen mucha facilidad para absorber las energías de las personas que las tocan o incluso de los objetos de los lugares en los que se colocan. Para evitar que la piedra esté influenciada por malas energías que puedan interferirnos de forma negativa, debemos limpiarlas cuando entran en nuestra vida por primera vez y, si se trabaja mucho con ellas como para hacer Reiki o Suiseki, deben limpiarse también con relativa frecuencia.

Existen numerosas formas de limpiar las piedras, pero la que más recomendamos, por su sencillez, es la limpieza con agua y sal. Es el método de limpieza de las piedras de la suerte más utilizado. No obstante, antes de hacer la limpieza, infórmate de si tu piedra, por sus componentes, puede dañarse con la sal. No es lo común, pero es mejor asegurarse.

Toma nota, necesitarás:

  • Recipiente donde cojan las piedras.
  • Agua del mar (o del grifo si no tenemos fácil acceso al agua del mar).
  • Una pizca de sal.

Si es lunar, elige un día de luna llena, para que además de limpiarse, las piedras queden purificadas y sigue los siguientes pasos:

  • Rellena el recipiente con el agua.
  • Échale un pellizco de sal.
  • Remueve la sal hasta que esté diluida en el agua.
  • Colocar tus piedras de la suerte en el recipiente

piedras limpiar sal agua

Consejo DLS: Ten en cuenta que las piedras permanecerán en el recipiente toda la noche o día, dependiendo del tipo de piedra, por lo que te recomendamos que prepares el ritual de limpieza con antelación. Las piedras con caracter lunar serían el cuarzo blanco, cuarzo rosa, selenita, amatista, esmeralda y, como no, la piedra de Luna. Estas deberán estár a la luz de la luna. El resto de piedras, como pirita, ojo de tigre, etc, estarán a la luz del sol.

piedras limpiar sol

A primera hora de la mañana se retiran las piedras del recipiente y las colocas en tu mano, debajo del grifo. Deja que el agua corriente del grifo limpie los posibles residuos de la sal de las piedras, al menos durante un minuto. Y, por fin, ¡ya tienes tus piedras preparadas para poder beneficiarte de todas sus propiedades mágicas!

A continuación te dejamos un video que puede resultarte útil en la limpieza:

¿Cómo limpiar una piedra amatista?

Se debe limpiar como ya hemos comentado anteriormente. Lo único que debemos tener en cuenta, es que esta piedra es sensible al sol, ya que puede perder su color. En ese caso, después de la limpieza deberemos resguardarla de los rayos del sol. También ocurre lo mismo en las piedras de cuarzo rosa y turmalinas.

¿Cómo limpiar una piedra de cuarzo?

Ya que puede se trata de una piedra sensible a la sal, esta no deberemos limpiarla y purificarla como las demás, sino que hay que sustituir la sal por miel. De esa forma la piedra seguirá intacta una vez realizamos su limpieza. Lo mismo pasa con las piedrás de ámbar, turquesas, malaquitas, ópalos y esmeraldas.

También deberemos resguardarla del sol una vez la hayamos limpiado, para que no pierda su color rápidamente.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Por favor, si te ha gustado el artículo, COMPÁRTELO para que nos traiga suerte también a nosotros 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.