Duendes de la suerte

Duende de la suerte

Los duendes de la suerte son pequeñas criaturas mitológicas, con forma humanoide, pero de tamaño muy pequeño. Históricamente se les ha conocido como los protectores de los bosques.

¿Duendes buenos o malos? A veces la gente les asocia con significados negativos debido a que los duendes entran en las casas cercanas a los bosques y si la energía que desprende la casa es buena, se quedan a vivir en ella. ¡Pero no te preocupes! Solo son un poco traviesos, nunca te harían daño. Son seres protectores que aman a sus dueños y los cuidan ante cualquier problema que se le presente. Los duendes de la suerte son seres buenos, no tenemos ninguna duda sobre ello con lo que podremos tener nuestra casa con duendes.

Echa un vistazo a la selección de duendes de la suerte que hemos preparado para ti. Si has decidido que tu amuleto de la suerte es un duende, no lo dudes, aquí encontrarás el tuyo.

Ver más productos

Además de duendes de la suerte, también puedes estar interesado en:

¿Por qué comprar duendes de la suerte?

Porque los duendes son criaturas mágicas protectoras. Cuenta la leyenda que los duendes eligen a sus dueños y no al revés. Cuando esto ocurre es porque el duende tiene alguna tarea que cumplir en tu hogar.

Tener un duende en casa significa protección, aunque son traviesos y pueden cambiarte alguna cosa de sitio, no dejan que nada malo les ocurra a sus dueños mientras ellos están delante. De igual modo, los duendes sirven para proteger el hogar en el que habitan.

Si navegas un poco en Internet, podrás encontrar miles de historias de personas que dicen haber visto un duende real en un momento puntual de su vida. Esta experiencia no es habitual, ya que los duendes harán lo imposible para no ser vistos por los humanos, aunque a veces pueden cometer algún error y dejarse ver. Estas experiencias reales cuentan que se tratan de criaturas entre 15 y 40 cm de alto, muy rápidas y como curiosidad, siempre existe un punto en común en todas estas historias: los duendes fueron vistos de noche, ¿no te parece mucha casualidad?

Si decides comprar un duende de la suerte vamos a darte un último secreto, no le pongas nombre a tu duende, el ya tiene el suyo. Los nombres de duendes originales son difícilmente pronunciables por nosotros, pero ellos los acortan para los humanos. No tengas prisa, de algún modo tu duende de la suerte te hará saber cuál es su nombre, ya sean en tus sueños o mediante alguna señal, sabemos que suena raro, pero cuando llegue el momento, lo sabrás y entonces entenderás lo que queríamos decirte.

¿No te parecen seres muy tiernos? Los duendes en el mundo solo piden un poco de amor y respeto. Ellos a cambio te protegerán y cuidarán mientras vivan. Si es bueno tener duendes en la casa, ¿por qué no comprar el tuyo?

¡Suerte y feliz compra!